Páginas

martes, 1 de agosto de 2017

INTRODUCCIÓN A LA OCEANOGRAFÍA
Resultado de imagen para OCEANOGRAFIA

La OCEANOGRAFÍA es La ciencia dedicada al análisis de los océanos Sus expertos investigan los diversos fenómenos que ocurren de manera subacuática y trabajan con los diversos organismos que habitan en el mar. La oceanografía forma parte del grupo conocido como geociencias, que engloba a aquellas ciencias naturales centradas en diversos estudios de la Tierra. En este caso concreto, su objeto de estudio se encuentra en el océano. Su origen etimológico, de hecho, está vinculado con la descripción de los océanos.

Es posible distinguir entre diversas ramas dentro de esta ciencia. La oceanografía física se encarga de los fenómenos físicos que tienen lugar en el océano, como las olas y las corrientes. La oceanografía química, por su parte, está centrada en el análisis de la composición acuática desde el punto de vista químico. Uno de sus intereses es la presencia de sustancias contaminantes en los mares. La oceanografía geológica, en cambio, investiga el desarrollo geológico que incide sobre la conformación del mar y de la costa. La oceanografía biológica, por último, realiza investigaciones sobre los seres vivos que habitan en el océano.





El océano cubre el 70.8% de la superficie del planeta, equivalente a unos 510.000.000 Km2. Este inmenso volumen junto con los hielos marinos ubicados cerca de los círculos polares, representan el 97% del agua sobre la tierra, de ahí que llamemos a la tierra el planeta azul.  El agua es el medio apropiado que favoreció el origen de la vida en la tierra y a la vez su soporte. Los océanos constituyen parte importante para la vida y el desarrollo en el planeta no solo porque sirven de vías de comunicación, sino porque en él se desarrollan actividades económicas  de gran impacto como la pesca, el transporte, el comercio y el turismo para mencionar algunos. También se desempeña como el elemento estabilizador y amortiguador de las temperaturas  extremas que el planeta soporta por acción de las cuatro estaciones. Por estas razones debemos cuidar los océanos y preservarlos para el futuro evitando su contaminación y su transformación como viene sucediendo en muchas partes del planeta.


Tal como se ha consignado en varios informes de alcance mundial, se calcula que el valor económico de los mares está cuantificado aproximadamente en U$ 21 billones anuales, pero de igual forma estos informes recalcan que la explotación, la contaminación y la destrucción del océano como habitad, también pone en peligro la subsistencia de la humanidad. Por esto como decía Christian Neumann del Centro de Protección de los Mares de la WWF “la suerte de la humanidad depende de que los mares estén intactos porque son un pilar del desarrollo económico y de la lucha contra la pobreza”

Los seres humanos hemos tendido a olvidar que la degradación oceánica está en marcha desde hace muchas décadas, por la sobre explotación de recursos acuíferos, la introducción de especies invasoras y la contaminación, entre otros factores, que han generado un desequilibrio en los ecosistemas; las generaciones pasadas nos han dejado un medio ambiente bastante deteriorado, recibiendo como herencia el sobrecalentamiento global, el deshielo de los polos, limitaciones en la distribución y la calidad del agua, liquido tan vital para la continuidad de la vida y bosques altamente intervenidos que limitan la calidad  de capacidad de producción de oxígeno.

Bajo este contexto, Este espacio académico está orientado a  que se reconozca e identifique la tierra como un planeta acuático, se aprecie al detalle sus condiciones internas, las problemáticas que allí se presentan; revaloricen y comprendan  las distintas realidades, locales, regionales y  relaciones sociedad naturaleza y entre individuos; esto sustentado en el dialogo de saberes, en la confrontación de problemáticas, en la construcción de soluciones, en el cambio de actitud y  valores, que lo induzcan a pensar que los problemas ambientales y el de los océanos que afectan al planeta no son ajenos a él y que por tanto se debe asumir una responsabilidad como individuo aprendiendo y enseñando a otros , minimizando el uso y derroche de los recursos, haciéndose más activo política económica y socialmente, exigiendo cambios y participando activamente en la construcción de un planeta nuevo antes de que acabemos con el que tenemos.



 Resultado de imagen para muerte de los oceanos

El proceso de interacción hombre-medio comenzó cuando el ser humano apareció sobre la superficie terrestre y tuvo que adaptarse, utilizar y transformar las condiciones que le ofrecía el medio ambiente. Para satisfacer las necesidades de alimento, techo, abrigo y demás, el hombre ha venido transformando su espacio geográfico mediante la práctica de actividades económicas de producción para explotar y transformar los recursos naturales; este proceso ha dado como resultado alteraciones desmedidas en la naturaleza ocasionando consecuencias irreparables en los ecosistemas. Se piensa que los recursos naturales renovables, por su propia condición de renovables tiene un carácter de abundantes e inagotables, hoy en día los mismos adquieren una condición de escasos y agotables (Carmona. 1.986).


El daño que se ha ocasionado es grave. Sin embargo el  instinto de conservación de la raza humana, ha hecho que se inicien grandes campañas de educación ambiental, de recuperación y conservación de los recursos naturales para lograr un desarrollo sostenible en donde convivan armoniosamente el hombre, los animales y las plantas en su ambiente físico-químico; puesto que toda persona tiene derecho a gozar de un ambiente sano y el estado deberá velar por el patrimonio común de los colombianos, planificando el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales. (Constitución Política de Colombia.1.991).

  
En este sentido, expertos en el tema ambiental coinciden en reconocer la educación como la vía más expedita para generar conciencia y fomentar comportamientos responsables frente al manejo sostenible del ambiente, mediante estrategias que posibiliten el estudio y la comprensión de las problemáticas ambientales a nivel local, regional, nacional e internacional  contribuyendo en la búsqueda de soluciones acordes con las realidades de cada región y municipio, en un contexto natural, social, cultural, político y económico.






En las noticias los diarios indican: ( diario La Vanguardia)

Océanos con sentencia de muerte


las noticias y los informes son cada vez más alarmantes, pero preocupa todavía más la pasividad de los seres humanos ante la debacle anunciada que se avecina. En los últimos 40 años, según un estudio realizado por el World Wildlife Fund, WWF, una de las organizaciones más importantes en el mundo para la conservación del planeta con presencia en más de 100 países, casi la mitad de las poblaciones de vida marina desaparecieron de los océanos por causas que están ligadas directamente a la especie humana.
El calentamiento global, que tiene en jaque a innumerables especies por el aumento excesivo de la temperatura del agua; la sobrepesca comercial, que extrae miles de millones de peces a un ritmo varias veces mayor al que son capaces de reproducirse; la contaminación desbordada con toda clase de químicos y desperdicios siempre en aumento; la caída en las plantas acuáticas, que sirven de alimento a otras especies animales, así como la pérdida acelerada de los arrecifes de coral son solo algunas de las causas de la catástrofe.
Una catástrofe que hay que insistir hasta el cansancio, viene siendo advertida desde hace lustros, sin que se vea así sea a lo lejos el despertar de una conciencia colectiva que permita tener la esperanza de que en algún momento se romperá esa tendencia depredadora pero sobre todo, suicida.
Es que sólo así, como una conducta que al final de cuentas solo servirá para auto eliminarse, es que se puede calificar el comportamiento desaforado del hombre, que a pesar de estar plenamente informado sobre las consecuencias desastrosas de sus actos contra la naturaleza, persiste en despedazarla como si existieran muchas más. Pero no las hay. Así como tampoco hay avances significativos en materia de conservación ambiental en el mundo, como no sean las políticas de algunos países desarrollados, principalmente de Europa, que como Francia, para citar apenas un ejemplo, prohibió el uso de bolsas plásticas a partir del próximo primero de enero. Y lo hizo, debido a que esas bolsas son uno de los principales contaminantes de los océanos y responsa-bles del deceso de miles de peces, tortugas y delfines, entre otras especies.
A este lado del Atlántico y más concretamente en Colombia, la situación no es menos grave. En este país el medio ambiente no solo ni siquiera se trata de una manera medianamente seria, sino que las pocas e insuficientes leyes que existen para protegerlo son violadas ante los ojos del mismo Estado sin consecuencia alguna.
Así las cosas, de continuar el proceso de destrucción sistemática, esta puede convertirse en la última generación en sacar vida de los océanos. Por esa razón, a la hecatombe que eso significará para la humanidad, no solo hay que pensar desde ya cómo habrá de enfrentarse, sino la manera de explicarle a los que vienen el planeta que se les va a dejar.


La Historia del Agua Embotellada

En este sentido, tras la lectura y la observacion de los videos,  que aporte  daría ud desde su praxis profesional para resolver las problemáticas que aquejan a los océanos.

En sus relaciones personales, académicas y sociales qué aportes  ud a dado para mejorar el medio ambiente.

Instrucciones:
El estudiante deberá hacer dos entradas una donde responda la pregunta anteriormente formulada y una segunda entrada afirmando o negando lo que otro compañero haya escrito.
Los comentarios deben estar sustentados en razonamientos lógicos.


Recuerde que los comentarios se recibirán hasta el día sábado 5 de agosto hasta las 12:00 pm ( medio día) entradas realizadas después de esa hora no serán tenidas en cuenta durante la evaluación.

Publicar un comentario