Páginas

martes, 13 de febrero de 2018




LA ANTÁRTIDA




La Antártida o Antártica, considerada como «el último desafío», es probablemente el lugar más remoto del planeta y uno de los destinos turísticos más extraños pero más fascinantes que existen. Este continente, ubicado al sur de la latitud 60° S y que rodea por completo el Polo Sur, es una tierra de extremos: es el continente más seco y frío de la Tierra, además de tener la altitud promedio más alta.
Casi sin intervención humana, las tierras congeladas antárticas entregan escenarios que detienen la respiración de los pocos científicos y turistas que logran conocerla. No más de un millar de personas habitan en la Antártida en bases de investigación, pero el continente disfruta de grandes colonias de animales que pueblan sus parajes. Llegar a la Antártida es una aventura en sí misma, cruzando las fieras aguas que la separan del resto de la humanidad y que explican su existencia como un continente virgen



La Antártida es el cuarto continente más grande, después de Asia, América y África, con 14 000 000 km². Su forma es aproximadamente circular y se ubica casi completamente al sur del Círculo Polar Antártico. Su extremo norte en la Península Antártica se encuentra a sólo 1000 km de Sudamérica, mientras que las distancias de las costas más cercanas respecto a África son de 3800 km, de Tasmania2530 km y de Nueva Zelanda 2200 km.

Se divide usualmente en Antártida Occidental o Menor, más pequeña, y Antártida Oriental o Mayor, el resto del continente. Ambas zonas están cubiertas por una densa capa de hielo que se presume puede haber erosionado al continente de tal forma que la tierra se encuentro por debajo del nivel del mar. Entre las dos zonas se encuentran los llamados Montes Transantárticos y en la zona occidental se encuentran otras zonas montañosas como los Montes Ellsworth (donde se encuentra el monte Vinson, el más alto del continente) y los Antartandes, una continuación austral de los Andes y que permite la formación de la Península Antártica (llamada Tierra de San Martín o Tierra de O'Higgins por argentinos y chilenos, respectivamente). En la zona oriental se encuentra una gran planicie en altitud (casi totalmente sobre los 2000 msnm) conocida como Meseta Polar, y en donde se encuentra el Polo Sur y el Polo de Inaccesibilidad.
Aunque no existen ríos y sólo algunos arroyos son visibles durante el verano en la Península, se han descubiertos diversos cauces congelados como gigantescos glaciares (los más grandes de la Tierra), los que discurren casi radialmente desde el centro del continente hacia las costas en donde estos glaciares o forman barreras de hielo y icebergs. Bajo la cubierta de "hielos eternos" se han encontrado varios lagos subglaciales como el Vostok.
El clima antártico es probablemente el más extremo de todo el mundo, lo cual explica en gran parte el porqué de la ausencia natural de vida humana. Casi toda la superficie está cubierta por el clima polar, donde la temperatura promedio del mes más cálido no supera los 0 °C. Sólo en zonas costeras de la Península Antártica e islas subantárticas se pueden encontrar temperaturas un poco sobre los 0 °C. La temperatura media de esta región es de -17 °C y la más baja se registró en la estación antártica rusa de Vostok, el 21 de julio de 1983, cuando el termómetro marcó -89,3 °C, la menor temperatura registrada en la superficie de la Tierra. La radiación solar es bajísima y gran parte de ésta se refleja por los hielos que cubren la tierra.
Una singularidad antártica es que se trata del continente más seco del mundo. Aproximadamente el 90% de su territorio se trata de un desierto nival frío, con escasa presencia de vida y una gran sequedad del aire, que llega incluso a superar la de los desiertos cálidos. Esto es debido a las bajísimas temperaturas que solidifican imediatamente el agua en la atmósfera. Los vientos son fortísimos, llegando a superar los 200 km/h y son comunes las ventiscas y tormentas. En la Antártida también se han registrado los vientos más intensos de la superficie terrestre: 327 km/h, en julio de 1972, en la estación científica francesa Dumont d'Urville.
Otros fenómenos especiales de la Antártida son los espejismos producto del reflejo del hielo, las auroras australes y las antelias (halos sobre los astros productos de los cristales de hielo atmosféricos). La duración del día y la noche también son particulares: durante el verano austral (enero), los días en la Antártida tienen luz casi las 24 h del día, y a medianoche el Sol "baja" hasta la línea del horizonte para luego volver a "subir" en un movimiento sinusoidal aparente. Por el contrario, durante el extenso invierno los días permanecen en una prolongada penumbra. En el polo sur geográfico el día dura 6 meses y la noche los otros 6 meses.
En la Antártida no hay un gobierno que actúe ni leyes que definan con claridad qué hacer y qué no hacer desde una perspectiva de persona. El Tratado Antártico y una serie de acuerdos posteriores han definido a la Antártida como un santuario natural donde sólo se permiten actividades pacíficas destinadas principalmente a la investigación científica. Esto, por ejemplo, ha impedido el ingreso de armas o la explotación minera. La ausencia de un gobierno no impide que no haya un sistema de protección: pueden aplicarse las legislaciones nacionales del país de origen o destino de su expedición o de uno de los países reclamantes. Romper una norma de protección medioambiental puede implicar altísimas multas.

El medioambiente de la Antártida es muy frágil, por lo que se debe evitar a toda costa la contaminación. Las expediciones tienen que remover todo tipo de desechos que han producido. Sólo las bases permanentes tienen sistemas de desechos y tratamiento de aguas, por lo que en cualquier otro caso dependerá de usted evitar la contaminación. Un problema recurrente es la introducción de especies foráneas al frágil medioambiente antártico. Muchas empresas de turismo obligan a sus pasajeros a limpiar sus botas después de visitar un lugar para evitar trasladar semillas u otro tipo de elemento desde un punto a otro. Las vestimentas deben ser revisadas para evitar llevar algún tipo de material animal o vegetal y que pueda dañar el ecosistema.

La Antártida también se derrite


Desde que en 1979 los primeros satélites artificiales pusieran sus ojos en ella, la Antártida nunca fue tan grande. Según la NASA, en diciembre de 2013, el hielo marino que rodea el continente antártico alcanzó su mayor extensión. Sin embargo, también nunca como ahora, se está derritiendo a un ritmo tan acelerado. Por primera vez desde el fin de la última glaciación, la Antártida pierde más hielo del que gana. De nuevo, ya sea en forma de cambio climático o deterioro de la capa de ozono, la acción humana está detrás.

La ciencia tiene tan claro que el Ártico se deshiela como que la Tierra gira alrededor del Sol. Con la Antártida no existe el mismo consenso científico. Por cada estudio sobre un glaciar que se resquebraja, hay otro que destaca la acumulación de nueva nieve en la meseta antártica. Y es que todo en la Antártida es grande, también el debate científico. Con una extensión casi 28 veces la de España, la Antártida acumula entre el 80% y el 90% del agua dulce que hay en el planeta. La altura media de la capa de hielo es de unos 2.500 metros, aunque hay zonas de casi 5.000. Si se derritiera de repente, el nivel del mar ascendería decenas de metros.
Pero la Antártida no es tan uniforme e inmutable como puede parecer en la distancia. El cambio climático y el deterioro de la capa de ozono están afectando de forma diferente a unas zonas y otras del continente. Mientras en lugares de la costa oeste, los glaciares que mueren en el Mar de Amundsen están adelgazando, en el este, el hielo avanza y se eleva. A comienzos de siglo, el balance neto entre pérdidas y ganancias tendía a ser cero, pero en el último lustro el equilibrio se está rompiendo a favor del deshielo en zonas hasta ahora estables.

"Los cambios en la elevación aquí están siendo muy repentinos", dice la investigadora de la Universidad de Bristol, Alba Martín-Español. Empeñada en estudiar la dinámica de la capa de hielo antártica, Martín-Español y sus colegas de la universidad británica han encontrado un nuevo lugar por donde el hielo se está derritiendo. Al sur de la península antártica, una especie de apéndice que rompe la línea circular del continente, una decena de glaciares están de retirada a lo largo de 750 kilómetros de costa. Aunque la zona se encuentra en la parte occidental de la Antártida, "era una de las más estables", añade la científica española.
Con los datos de altimetría ofrecidos por una sucesión de satélites desde comienzos de siglo, los investigadores pudieron comprobar que la elevación de los hielos de esta zona se mantuvo estable hasta 2009, pero desde entonces no ha dejado de reducirse. Según publican enScience esta semana, la región pierde unos 60 kilómetros cúbicos de hielo al año. En agua líquida, serían unos 60 billones de litros. Hay glaciares que se han retirado hasta 30 metros en la última década.

"Estos cambios no se deben a un aumento en las temperaturas, sino a una alteración en la dinámica de los glaciares", aclara Martín-Español. Aquí, el impacto del calentamiento global aunque real es indirecto. No se trata de que la zona sufra una repentina subida de la temperatura, sino del azote del océano. Buena parte del área analizada, frente al Mar de Bellingshausen, se encuentra debajo del nivel del mar, retirado por la presión de los glaciares. Sin embargo, "los vientos circumpolares se están acelerando, elevando las corrientes submarinas más cálidas", recuerda la investigadora española. Esta agua más caliente está derritiendo los glaciares por abajo.
La pérdida de hielo es enorme, unos 60.000 millones de toneladas al año desde 2010. Pero aún está lejos de los 110.000 millones anuales que pierden los glaciares del Mar de Amundsen. Si se les restan las alrededor de 70 gigatoneladas que gana la zona occidental de la Antártida, el balance es de una pérdida neta de hielo. Y eso que no hay datos globales de todo el continente, objetivo en el que está enfrascada Martín-Español y otros científicos con el proyecto RATES

Las cifras aún están lejos del deshielo en el Ártico donde, solo Groenlandia está perdiendo 243.000 millones de toneladas. Pero lo que más preocupa a los científicos no es la cantidad, sino la tendencia acelerada de los últimos años. Es como si se hubiera alcanzado un punto crítico en el que el sistema antártico no aguantara más y se hubiera desestabilizado.
El panorama aún podría ser peor. Aunque no está del todo claro porqué la parte occidental de la Antártida, la mayor de las dos, sigue acumulando hielo nuevo. La misma circulación oceánica que debilita los glaciares del oeste, parece proteger a los del este. En su circulación de oeste a este, las aguas cálidas se enfrían y vuelven a estratos inferiores del océano.

Pero su situación puede ser temporal. En marzo pasado, expertos alemanes en modelos climáticos, mostraron como el calentamiento global estaba llevando más humedad al interior del continente antártico. Esto hace que nieve más y la capa de hielo se eleve. Pero tiene un efecto colateral: acelera el movimiento de los glaciares hacia unas aguas cada vez más cálidas. El resto de la historia ya se sabe: a más deshielo, mayor elevación del nivel del mar.

Programa Antártico Colombiano


Figura 1. Etapas Programa Antártico Colombiano - PAC

Antecedentes
1989. Colombia se adhiere al Tratado Antártico.
1990. Se crea la Comisión Nacional de Asuntos Antárticos CN AA.
1991. Colombia firma Protocolo de Protección del Medio Ambiente en la XI RCTA.
2012. En el seno del CTN AA la CCO asume el rol como entidad coordinadora y asesora de la institucionalidad nacional en Asuntos Antárticos.
2013. Se construyó la Agenda Científica Antártica de Colombia 2014-2035 y se establecen los lineamientos de Colombia en la Antártica, lo que después se convertiría en el documento rector del PAC.
2013. En el marco de la XXXVI RCTA realizada en Bélgica, Colombia manifestó mediante el “IP 104”, su intención de realizar la Primera Expedición Científica a la Antártica.
2014-2015. Primera Expedición Científica de Colombia en la Antártica.  
Con el propósito de materializar los objetivos de Colombia en la Antártica y mantener una presencia permanente en ese continente se han estructurado cinco Etapas dentro del Programa Antártico Colombiano - PAC; si bien se ha establecido un periodo para el desarrollo de éstas, algunas de las actividades incluidas en ellas no se limitarán a dicho periodo, ya que son concebidas como acciones transversales que como tal serán ejecutadas de forma permanente y paralela, en tanto aportan al cumplimiento integral de las siguientes etapas: 
Etapa I (1829 – 2014)Investigaciones en buques o estaciones científicas de otros países y estructuración de la Agenda Científica Antártica
Antecedentes y participación del país e investigadores colombianos en campañas y expediciones científicas de otros países amigos cooperantes en buques y/o estaciones científicas en Antártica.
Etapa II Desarrollo de expediciones en plataformas propias
A partir de los resultados alcanzados en la Etapa I, y con la finalidad de potencializar las labores de investigación científica nacional en la Antártica, se proyecta el envío bienal de plataformas propias al continente blanco. Esto contribuirá significativamente al desarrollo de las capacidades del país en cuanto a aspectos de desplazamiento, soporte y apoyo logístico para las investigaciones que se estructuren en ese continente. 
I Expedición Científica de Colombia a la Antártica “Expedición Caldas” Verano Austral 2014 – 2015


Por primera vez en la historia de Colombia, un grupo de investigadores (21) compuesto por diferentes instituciones (16) llegaron a la Antártida en un barco de la Armada de Colombia, el ARC 20 de Julio. La expedición zarpó de Cartagena el 16 de diciembre de 2014 y regresó el 12 de marzo de 2015.
La expedición estuvo dirigida y planeada por la Armada Nacional de Colombia (ARC) a través de la Jefatura de Operaciones Navales, la Dirección General Marítima (DIMAR) y la Comisión Colombiana del Océano (CCO), con el propósito de iniciar la segunda fase del programa Nacional Antártico, la cual consiste en designar naves propias que viajen al continente blanco para realizar investigación científica permanente. Esta expedición marcó un hito, pues fue la primera vez en la historia que una nave colombiana llegó al continente blanco.  
Resultados I Expedición 
Entre el 17 de enero y el primero de febrero del 2015 se efectuaron 20 estaciones oceanográficas donde se lograron perfiles de temperatura, salinidad, oxigeno, clorofila, densidad y conductividad; se tomaron muestras de sedimento del fondo marino y muestras de agua a 5, 50, 100 y 200 m de profundidad para medir diferentes parámetros químicos. Además, se tomaron muestras de plancton en superficie y a 40 m empleando redes de arrastre. Por otra parte, se efectuó un levantamiento batimétrico (1000 millas náuticas) como aporte a la construcción de la carta náutica internacional INT 9103. Además, se efectuaron mediciones oceanográficas y perfiles del subfondo marino en 5 bahías del estrecho, y se realizó un monitoreo continuo para el avistamiento, identificación y toma de muestras de piel de cetáceos. Por último, y durante la navegación de regreso, la expedición continuó tomando muestras y haciendo mediciones oceanográficas en el Pacífico, hasta llegar a aguas colombianas.  
La información recolectada, permitió dar cumplimiento a los objetivos propuestos por cada uno de los proyectos de investigación, y además, teniendo en cuenta la multiplicidad de áreas del conocimiento involucradas en la expedición (oceanografía: química, física, biológica y geológica, así como biología marina) y el hecho de que la investigación se efectuó en la misma área geográfica, permitió el debate entre investigadores para conocer la conexión entre parámetros y explicar de esta manera y de forma holística, procesos oceanográficos, químicos y biológicos, así como el planteamiento de nuevas preguntas de investigación, impulsando de esta manera el conocimiento científico de la Antártida y su relación con procesos de gran escala. 
Para mayor información consultar: Reporte de Crucero I Expedición




Según el texto, y los vídeos 
1. cual cree ud que es el aporte que podría dar Colombia al mundo para la prevención del deshielo en la Antártida. 
2. Desde su punto de vista profesional y personal que aportes daría a esta problemática futura  que nos afecta a cada uno de nosotros y a las próximas generaciones.

Instrucciones
RECUERDE: EL BLOG ESTARÁ DISPONIBLE PARA ENTRADAS DE COMENTARIOS HASTA EL DÍA SABADO  17 DE FEBRERO 12:PM (MEDIO DÍA) COMENTARIOS RECIBIDOS DESPUÉS DE ESA HORA NO SERÁN TOMADOS EN CUENTA . ASI MISMO RECUERDE SON DOS ENTRADAS POR ESTUDIANTE.



Publicar un comentario