Páginas

martes, 19 de septiembre de 2017

ECOSISTEMAS MARINOS

Existen 9 provincias marinas en América Latina y el Caribe, distribuidas tanto el Pacífico como en el Atlántico. Los Tipos Principales de Ecosistemas TPE marinos son: arrecifes coralinos, manglares, praderas de pastos marinos, litorales y fondos rocosos y arenosos y lagunas costeras y estuarios. Con base en estos tipos y según su dominancia en determinados sectores, Sullivan y Bustamante (1999) proponen una regionalización ecológica para Latinoamérica y el Caribe, en la cual se basa la que se propone para Colombia, con modificaciones sustentadas en Márquez (1990; 1996), de quien se adaptan las descripciones. Información complementaria se encuentra en la bibliografía.

En el mar se pueden distinguir dos subdivisiones mayores: el mar abierto y las aguas costeras. A grandes rasgos, el mar abierto, más allá de la plataforma continental, constituye un vasto desierto marino, cálido estratificado, oligotrófico, de mínima productividad biológica. Las aguas costeras, sobre las plataformas continentales e insulares presentan una mayor riqueza, por nutrientes aportados desde el continente por los ríos y desde la plataforma continental y también por aguas fértiles profundas que afloran en algunas áreas. Estas zonas pueden a su vez, subdividirse en cuatro subregiones, según sus características oceanográficas, ecológicas, ambientales y tipos de fondo.

A continuación se describen los TPE marinos. Luego se hace una subdivisión de las áreas marinas colombianas en términos de los TPE dominantes, tal como se presentan en el mapa.

ELEMENTOS DE UN SISTEMA PARA CLASIFICACIÓN DE TIPOS PRINCIPALES DE ECOSISTEMAS Y HÁBITATS MARINOS DE COLOMBIA

TPE Arrecifes Coralinos


Los ecosistemas coralinos son la expresión más avanzada de la sucesión de los ecosistemas marinos. Resultan de la transformación del medio marino por los corales y las algas. Aquellos son animales coloniales, que viven en simbiosis con algas microscópicas llamadas zooxantelas. El sistema que forman acumula, a lo largo de siglos, nutrientes y estructuras de carbonato de calcio de sus esqueletos, hasta cambiar la topografía marina y acumular recursos vitales. A ellos se asocian innumerables organismos y así conforman el ecosistema que es quizá la mayor maravilla de la naturaleza viviente, a la cual sólo se compara la selva tropical. Las formaciones coralinas van desde simples coberturas discontinuas hasta inmensos complejos arrecifales formadores de islas. Exigen condiciones ecológicas que sólo se encuentran en ciertos mares tropicales: temperatura superior a 20?C, salinidad marina promedio (36%.) estable, pocos sedimentos, alta luminosidad, aguas oligotróficas, corrientes y oleaje fuertes. 








TPE ARRECIFES CORALINOS - PATCH REEF CON OCTOCORALES PROVIDENCIA
TPE ARRECIFES CORALINOS - VISTA AEREA PROVIDENCIA

Los productores primarios principales en los ecosistemas coralinos son las zooxantelas y las macroalgas. Su productividad es muy alta y a ella se suma energía de otros sistemas, que llegan con corrientes que aportan materia orgánica disuelta y particulada, incluyendo plancton, de otros ecosistemas como manglares, praderas de fanerógamas, sistemas pelágicos y terrestres. Los consumidores se diferencian en filtradores, como corales y otros cnidarios y zooplancton como los gusanos flecha y muchos crustáceos y peces, y cazadores de presa, como caracoles, estrellas de mar, langostas, tiburones y barracudas. La trama trófica es densa y compleja. Parte importante de la materia orgánica es aprovechada por detritívoros muy diversos: comedores de sedimento y filtradores como anélidos, esponjas, moluscos, equinodermos y crustáceos, además de muchos y variados peces. La producción aprovechable de peces en áreas coralinas alcanza hasta 20 toneladas por km2 y por año pero en promedio no supera las 5 toneladas por km2. De estos ecosistemas, el hombre utiliza además mariscos, perlas, coral.

La riqueza de los arrecifes conlleva una gran fragilidad, pues es producto de un proceso milenario de acumulación en condiciones de gran estabilidad ambiental, en medios pobres en nutrientes. Quién observa los arrecifes del Caribe ve el resultado de una historia de 50 millones de años cuyo último episodio, que se inició hace 12 mil años, dio origen a los actuales arrecifes. La riqueza acumulada puede perderse con rapidez, pues el ecosistema tiene tasas de renovación muy bajas, incompatibles con la extracción a la que se le somete. Los daños, además de la sobreexplotación, provienen de extracción de corales, buceo poco cuidadoso, daños por motores fuera de borda y por la vibración de los mismos, sedimentos por erosión terrestre, por obras costeras o aportada por ríos y eutroficación.

Los arrecifes colombianos que se encuentran en mejor estado son los del Archipiélago de San Andrés y Providencia. Las áreas arrecifales tienen importancia económica, no sólo por los recursos pesqueros asociados a ellas sino, y sobre todo, como atractivo turístico, en especial de buceo, que se ha convertido en una importante alternativa económica en todo el Caribe; Bonaire y Gran Caimán, en particular, han desarrollado una gran industria turística basada en el buceo.

TPE Manglares

Las depresiones costeras llenas con sedimentos marinos o fluviales y con influencia de aguas dulces, son ocupadas en los trópicos por un bosque anfibio, el manglar, adaptado a medios salobres, sobre suelos fangosos sin oxígeno, alta humedad atmosférica, mareas fuertes y salinidad fluctuante. Al manglar confluyen animales y plantas marinos y terrestres que contribuyen y aprovechan su gran productividad. El ecosistema depende de la producción primaria neta del bosque pero son significativos los aportes exógenos y los de algas que crecen en las raíces sumergidas de los mangles. Menos de un 10% de la producción es consumida por organismos terrestres. La mayor parte cae al suelo o al agua, es descompuesta y se vuelve detritus, que es la base de la cadena alimenticia del manglar: bacterias, cangrejos, anfípodos, isópodos e innumerables gusanos. Estos son alimento de carnívoros terrestres y acuáticos como cangrejos y peces. Muchos de estos organismos aprovechan las raíces del mangle como sustrato. Así mismo, juveniles de peces y langostas se refugian entre las raíces, convirtiendo al manglar en importante área de cría. Parte significativa de la producción del manglar no se aprovecha en él sino que se transfiere a ecosistemas adyacentes como el mar, estuarios y lagunas costeras, gran parte de cuya productividad pesquera es debida a este ecosistema. De los manglares se obtiene madera y taninos, pesca, consolidación de playas contra erosión, control de contaminación, ecoturismo, conservación de vida silvestre. Los manglares cubren casi todos los litorales del Pacífico y parte importante de los del Caribe.






TPE MANGLARES
TPE MANGLARES - 
COMUNIDAD RAICES SAN BERNARDO

TPE Praderas de pastos marinos
Las praderas de pastos marinos, muy similares a las terrestres, se desarrollan sobre fondos arenosos y fangosos costeros. A los pastos se asocian algas y animales en una comunidad muy relacionada en el Caribe con los ecosistemas coralinos. Las praderas modifican la topografía, reteniendo sedimentos y creciendo sobre sí hasta casi emerger, fase en la cual pueden ser invadidas por manglares, propiciando avance de la tierra sobre el mar. La producción de las praderas marinas es alta pero, dado su origen terrestre, es poco aprovechable por organismos marinos, los consumen principalmente tortugas y manatís; peces y erizos sólo los aprovechan parcialmente. La mayoría de la producción se aprovecha como detritus, base de la trama trófica: foraminíferos, gusanos, anélidos, moluscos, equinodermos y crustáceos, etc. Los carnívoros superiores pueden ser barracudas o tiburones, pulpos, cangrejos. Parte se exporta por sus muchos visitantes y por las corrientes; las hojas de pastos marinos son frecuentes en las profundidades marinas.

La mayoría de recursos de las praderas marinas están agotados por mal uso humano: tortugas, manatís, caracoles, estrellas de mar. Esto deja sin uso gran parte de la producción. Las praderas son dañadas por construcciones, dragados, por extracción de corales y caracoles. Los caracoles gigantes, como el caracol de pala Strombus gigas, están muy presionados así como manatís y tortugas marinas que están casi extinguidos. Las praderas de pastos marinos se distribuyen en estrecha asociación con las formaciones coralinas, de tal manera que tienen gran importancia en áreas insulares. También hay importantes formaciones en aguas someras frente a la península de la Guajira, donde las aguas fértiles propician un desarrollo muy vigoroso de las praderas.




TPE PRADERAS DE PASTOS MARINOS - PROVIDENCIA

TPE PRADERAS DE PASTOS MARINOS - PRADERAS ALGAS Y PASTOS - PROVIDENCIA

TPE Litorales y fondos rocosos
Los sustratos rocosos son litorales someros que están en ambientes de alta energía producto del oleaje o corrientes intensas en los que predominan procesos erosivos. Esta tensión natural propicia elevada diversidad biológica así mismo, la productividad primaria neta es alta. La estructura trófica se basa en herbivoría y en filtración y genera materia orgánica particulada y disuelta (hasta 40% de la producción primaria neta) que se aprovecha en otros ecosistemas. En el Caribe los litorales rocosos sublitorales están ocupados generalmente por formaciones coralinas. Cuando no, macroalgas bénticas sustentan erizos, gastrópodos y otros herbívoros, en conjunto con una trama de detritívoros donde predominan invertebrados. De los litorales rocosos el hombre obtiene peces, langostas y caracoles, que en el Caribe tienen importancia como pesca de subsistencia. La principal extensión de litorales rocosos en el Caribe se encuentra en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta; en el Pacífico, al norte de Buenaventura, en estribaciones de la serranía del Baúdo.







TPE LITORALES ROCOSOS - CORALINOS PROVIDENCIA

TPE LITORALES ROCOSOS - ACANTILADOS PACIFICO

TPE Litorales y fondos arenosos
Los sustratos arenosos se presentan en áreas de acumulación de sedimentos, en medios de alta energía; no tienen sustratos estables para productores primarios; así, la vida depende de aportes a través de corrientes; dependiendo de ellos, pueden soportar biomasas significativas de filtradores. A mayor profundidad y en aguas someras de media y baja energía se estructuran biocenosis muy diferentes. Cerca de la costa, estos fondos son cubiertos por praderas de pastos marinos. Pero el ingreso más común en la mayoría de estos sistemas son depósitos de materia orgánica particulada. Parte importante lo usan las bacterias, pero aún así otra parte es consumida directamente por organismos del fondo, que también consumen bacterias, y a su vez sirven de alimento a organismos más grandes como los peces. Los sustratos arenosos y fangosos son el elemento dominante en los fondos marinos del mundo; de allí que, aunque su productividad sea relativamente baja, de ellos depende gran parte de la pesca, en estrecha relación con la riqueza de la columna de agua y los aportes de materia orgánica. Los camarones y peces de los fondos son la base de una industria pesquera en riesgo por sobreexplotación y deterioro por los métodos de pesca.

En el Caribe el mayor potencial de los sustratos arenosos es el de las soleadas playas para turismo.Playas de arena de gran belleza circundan casi todo el Caribe y las hay también en el Pacífico. Aunque hay fenómenos de contaminación, erosión y alteración de playas, no existe en principio una situación generalizada de riesgo sobre este recurso. A los fondos marinos blandos se encuentran asociados también algunos recursos como el camarón, pero sus pesquerías no representan un renglón importante más que a escalas locales, dada la baja fertilidad general del Caribe. Por esta razón estos recursos se encuentren en peligro por sobreexplotación.

Hay extensas playas de arena que ocupan la mayoría de los litorales del Caribe y el Pacífico.






TPE LITORALES ARENOSOS - MODIFICADA POR TURISMO
TPE LITORALES ARENOSOS - PROVIDENCIA

       TPE Estuarios
En las confluencia de aguas dulces con el mar se crean condiciones para uno de los ecosistemas más productivos de la naturaleza: los estuarios. Las condiciones son: salinidad fluctuante, aporte de aguas dulces fértiles y con sedimentos, influencia marina. La productividad es elevada, en especial de peces que se benefician de los materiales aportados por los ríos. También aumenta la producción primaria, pero alrededor del estuario, donde los sedimentos ya se han depositado y no representan un obstáculo para la luz. Al respecto ver Ecosistemas Pelágicos. Hay 2 tipos de estuarios bien representados en Colombia.

• TPH Estuarios abiertos. Se forman donde grandes ríos irrumpen en el mar como ocurre en Bocas de ceniza, la desembocadura de los ríos Magdalena, Sinú y Atrato en el Caribe, que forman amplios deltas. En el Pacífico también hay extensas áreas estuáricas dada la gran afluencia de ríos a la costa, que puede considerarse un extenso estuario. Comparten muchas características con las lagunas costeras, que se describen a continuación y también con ecosistemas pelágicos pulsantes de alta producción que se describen aún más adelante.
• TPH Lagunas costeras. Se forman cuando el río entra en una depresión costera y forma una laguna separada del mar por barras arenosas pero comunicado por canales o bocas. Son complejos ecológicos donde se reúnen varios biotopos: manglares, aguas dulces, salobres y saladas, fondos duros y blandos. La laguna acumula materia orgánica y nutrientes. El fitoplancton es el productor propio del complejo lagunar, alcanzando productividades muy elevadas por las eutrofia. La producción primaria neta es del orden de 5 a 15 toneladas de materia seca por hectárea año. El complejo además recibe energía metabólica de los otros ecosistemas y a través de los ríos y el mar. El fitoplancton, constituido por cianofíceas y diatomeas, es consumido por zooplancton y junto con éste es alimento de filtradores bénticos y nectónicos, en especial peces, como sardinas, anchovetas y mugílidos. Estos son sustento de peces carnívoros y base de importantes pesquerías. Aves como pelícanos, patos cuervo y garzas complementan esta vía. Gran parte de los ingresos de energía se convierte en detritus, muy abundante como seston que se deposita en el fondo y que sirve de alimento a filtradores y sedimentívoros. Del bentos se alimentan peces "comedores de barro", anélidos y crustáceos (cangrejos, camarones). Los carnívoros son principalmente peces, cangrejos nadadores (jaibas) y caracoles. Abundan los parásitos de todo tipo. La estacionalidad es característica de los estuarios, determina cambios en las biocenosis y coincide con la estacionalidad climática.




TPE LAGUNAS COSTERAS - PALAFITOS
TPE LAGUNAS COSTERAS - CORRAL PESCADORES

Este fenómeno es muy evidente, por ejemplo, en la Ciénaga Grande de Santa Marta, en el Caribe colombiano. El plancton se incrementa por fertilización en períodos de lluvia, tras el vienen alevinos de mugílidos y engraúlidos que atraen peces carnívoros y sustentan bandadas de aves acuáticas, muchas migratorias, a principios de año. Las ostras fluctúan con la salinidad, hasta casi desaparecer con aguas dulces. Peces marinos pueden adentrarse en la Ciénaga en períodos secos mientras algunos de agua dulce pueden ser pesca importante durante inviernos fuertes. El manglar aporta su producción con los vientos que hacen caer las hojas. Alternando, en un periodo abundan las mojarras (Gerridos), residentes de la Ciénaga, otro las lisas (Mugílidos) que migran desde el mar y a veces los bocachicos de agua dulce. En el Caribe las lagunas costeras son sitios de recolección de ostras y peces y de cría de éstos, langostas y camarones. La productividad pesquera alcanza 20 toneladas de peces por kilómetro cuadrado al año y dependiendo del sustrato disponible, muchas de ostras. Además, estos ecosistemas producen excedentes que se exportan al mar como materia orgánica disuelta y particulada o es llevado por especies migratorias.

Las lagunas costeras, como los estuarios en general, están sometidas a intensos procesos de deterioro en todo el Caribe, por efecto de la contaminación a través de ríos o por poblaciones aledañas, por alteración del intercambio de aguas con mar, tierra y ríos, por desecación, daño a ecosistemas adyacentes y en las cuencas y por sobrepesca y uso de técnicas destructivas de pesca. Sin embargo, las lagunas costeras son por naturaleza sistemas cambiantes y la mayoría aún resisten las presiones a que son sometidas, en condiciones cada vez más precarias. Cuando su equilibrio ecológico se derrumbe, el hombre habrá perdido uno de sus ecosistemas más productivos. 
TPE Sistemas pelágicos o de la masa de agua
Los sistemas pelágicos son los que ocupan la mayor extensión, éstos se forman en la masa de agua, cerca o lejos de las costas. Hay dos tipos básicos que dependen de si están o no sometidos a la influencia de aguas fértiles por surgencia. Cuando la hay se incrementa la producción pesquera. Las principales áreas de surgencia se encuentran frente a las costas en el centro de Venezuela y frente a la Guajira en Colombia, con áreas menores en Panamá y al sur de Cuba. Pero, en general, en el Caribe predominan los sistemas estables de baja producción, lo que hace que el Caribe sea un mar con limitados recursos pesqueros, que por lo común se encuentran localizados en estuarios o arrecifes.
Los ecosistemas pelágicos o de la masa de agua se basan en la producción del fitoplancton; son responsable del 90% de la producción marina mundial porque ocupan la enorme superficie del mar. El fitoplancton y la productividad dependen de la concentración de nutrientes en el agua, ésta puede ser más baja que la de los desiertos terrestres en vastos sectores del océano mundial. En aguas ricas fertilizadas por surgencias o ríos, la productividad alcanza y supera a la de un campo de cultivo.
·                            
            TPH Sistemas pelágicos estables de baja producción.
La mayor parte del Caribe no es fertilizada ni por surgencias ni por ríos; las aguas cálidas superficiales no se mezclan con las profundas más frías y ricas en nutrientes; los nutrientes se sedimentan y el mar se transforma en un desierto donde se organiza un ecosistema poco productivo pero de gran complejidad. Este ecosistema es llamado de aguas azules porque éstas, con poco plancton, tienen un color intensamente azul como se observa lejos de las costas. En las aguas cálidas y pobres los seres vivos enfrentan dos dificultades: cómo obtener nutrientes y cómo permanecer en suspensión.
A cambio, gozan de estabilidad en sus condiciones de vida, lo que permite la evolución de sorprendentes adaptaciones al medio. El fitoplancton escaso pero muy variado, con frecuencia dominado por algas verde azules, denominadas cianobacterias, se caracteriza por presentar diversas estrategias para mantenerse a flote y obtener nutrientes: las cianofíceas flotan con ayuda de burbujas, fijan nitrógeno atmosférico y usan fósforo orgánico; los dinoflagelados retardan su sedimentación con ornamentaciones que aumentan su fricción con el agua, lo que incrementa la posibilidad de obtener nutrientes. En el ecosistema de aguas azules existe otro productor importante: la macroalga flotante Sargassum, que da su nombre al Mar de los Sargazos, y es sustrato para otras plantas y animales. El fitoplancton lo consume un zooplancton muy característico, formado por crustáceos de formas alargadas para la flotación y por larvas de peces (ictioplancton). Es posible que estos consumidores se beneficien de materia orgánica disuelta concentrada por bacterias. El zooplancton carnívoro está conformado por algunas de éstas larvas, de crustáceos y quetognatos , entre otros. La poca densidad de plancton, que resulta de la baja producción, hace que consumidores mayores sean poco importantes: pequeños peces que sostienen a su vez poblaciones bajas y dispersas de predadores migratorios como bonitos y atunes. Sólo en áreas de remolinos se concentra materia orgánica disuelta y particulada detrítica que sustenta organismos en cantidades significativas.
TPH SISTEMAS PELAGICOS DE BAJA PRODUCTIVIDAD - ATARDECER
TPH Sistemas pelágicos de alta productividad.
Los sistemas fértiles son de dos tipos diferentes en sus orígenes pero con similitudes ecológicas significativas: unos son fertilizados por las surgencias y otros por los ríos. La principal característica común es que ambos reciben periódicamente nutrientes que incrementan su productividad durante pulsos que alternan con fases menos productivas. Las fertilizaciones van seguidas de incrementos del fitoplancton compuesto principalmente por diatomeas que tienen altas tasas reproductivas que aprovechan los pulsos y soportan la pérdida de individuos por turbulencia. El fitoplancton lo consume el zooplancton más pequeño con ciclos de vida cortos y altas tasas de natalidad (copépodos calanoides, cladóceros, rotíferos), cuyas poblaciones crecen rápidamente para aprovechar el aumento del fitoplancton.

El plancton lo consumen peces, también especializados en el aprovechamiento rápido de una oferta temporal. Son las sardinas (Clupéidos) y las anchovetas (Engráulidos), cuya estrategia consiste en grandes posturas de huevos de rápido desarrollo para formar cardúmenes de planctófagos. En cercanías de lagunas costeras son importantes los juveniles de mugílidos. Los cardúmenes de anchovetas y sardinas los consumen cazadores pelágicos migratorios como jureles, atunes, sierras y delfines. Otros visitantes de las costas colombianas son ballenas también plantófagas . La mayor parte de la producción de los sistemas pulsantes se transfiere por sedimentación a los fondos donde lo aprovecha una comunidad diferente en la que se destacan los camarones; al respecto ver lo correspondiente a ecosistemas en fondos arenosos y fangosos. De los ecosistemas pelágicos se obtiene gran parte de la pesca en el mundo, aunque en el caso del Caribe la contribución es menor; es así que la pesca de altura es muy poca. El resto de la pesca es aprovechado artesanalmente, lo cual es un reflejo del predominio de los ecosistemas estables de baja productividad. Los sistemas pelágicos se encuentran en buen estado, aunque hay preocupación creciente por la contaminación, especialmente con petróleo y fertilizantes.




TPE SISTEMAS PELAGICOS DE ALTA PRODUCTIVIDAD - AREA DE SURGENCIA EN EL CARIBE


TPE Ecosistemas pelágicos y bénticos de la zona afótica (profunda).
Los ecosistemas que se estructuran en las partes profundas del mar, mas allá de los límites de penetración de la luz, aún son un misterio. Aquí se hará una breve referencia a todos: bénticos y pelágicos, cerca o lejos del continente. En sentido estricto, estos ecosistemas son subsistemas ecológicos, puesto que dependen de la producción primaria de otros sistemas, una leve lluvia de materia orgánica que es aprovechada en su recorrido desde la superficie hasta las profundidades donde sólo llegan pequeñas cantidades de alimento. Se exceptúan los extraños sistemas basados en quimiosíntesis bacteriana que se organizan cerca a fisuras de la corteza terrestre por las cuales brotan vapores de sustancias reducidas que aportan la energía para la síntesis orgánica.
No obstante la escasez de alimento, las enormes presiones y la baja temperatura, la vida ha invadido las grandes profundidades con profusión de especies que han aprovechado la prolongada estabilidad del ambiente para alcanzar complejas y variadas adaptaciones a un medio hostil. Todos conocemos las fantasmagóricas visiones obtenidas a bordo del batiscafo, de peces monstruosos y luminiscentes, trampas vivas para sus escasas presas. Menos conocidas son las formas bacterianas, que son los productores quimiosintetizantes de los sistemas ya referidos, o las estrellas y gusanos marinos de los fondos abisales.
No se sabe cuantos misterios encierran aún las profundidades. Se puede esperar que la estabilidad mantenida allí durante millones de años haya posibilitado una enorme diversificación de la vida y la persistencia de fósiles vivientes como Celacanthus, pez que se creía extinto hace millones de años y vive en las profundidades del O. Indico. Aunque el Caribe es un mar tropical, relativamente poco profundo, alcanza en algunas de sus cuencas más de 4000 m., profundidad suficiente para el desarrollo de ecosistemas abisales hasta ahora poco explorados. Desde el punto de visto de su aprovechamiento por el hombre los sistemas abisales no son representativos hasta el presente, aunque no deban descartarse contribuciones futuras, por ejemplo a la comprensión de las adaptaciones a las grandes presiones, bajas temperaturas y perpetua oscuridad.
Mares colombianos: Caribe   


MARES COLOMBIANOS - CARIBE
La costa Caribe colombiana tiene 1560 Km. comprendidos entre cabo Tiburón (77º20’, 8º40’ N) que marca frontera con Panamá y la desembocadura del Río Sillamana (71º25’O, 11º50’N) en la frontera con Venezuela. El mar Caribe colombiano, con una extensión de 658.000 Km2 es en su condición de mar tropical cálido, un complejo mosaico de condiciones naturales que se reflejan en gran diversidad ecosistémica, con arrecifes coralinos, manglares, praderas de pastos marinos y fondos de arena, fango y roca.
El Caribe colombiano forma parte de la Ecorregión del Caribe Central, y esta de la Provincia Tropical del Noroeste del Atlántico. El Caribe Central presenta 51 Sistemas Costeros. Estos son áreas homogéneas definidas a partir de los tipos de ecosistemas principales dominantes en cada uno de ellos. El elevado número de sistemas muestra la gran riqueza biológica y ecológica del Caribe.

• La Subregión I, Caribe Oriental Colombiano, comprendida entre la Guajira y la desembocadura del río Piedras, presenta un fenómeno de fertilización por afloramientos de aguas profundas; por ello es la más productiva, en términos biológicos, de nuestro mar Caribe, aunque la fertilización es muy débil. Los litorales son mixtos (arena, roca, praderas, manglares y lagunas costeras) con predominio de litorales arenosos.
• La Subregión II, Caribe Centro Oriental, corresponde a la plataforma de la Sierra Nevada de Santa Marta, con surgencia, y litorales rocosos predominantes, formaciones coralinas y praderas.
• La Subregión III, Central, es un área de estuarios y lagunas costeras en la zona de influencia de la desembocadura del Río Magdalena, comprendida a grandes rasgos entre Ciénaga y Cartagena. Hay fertilización por las aguas del río, que se refleja en riqueza pesquera tanto en aguas marinas como en la Ciénaga Grande de Santa Marta, quizá la más importante zona pesquera del país. Los litorales son en su mayoría arenosos.
• La Subregión IV, comprendida entre Cartagena y los límites con Panamá y se caracteriza por la afluencia de aguas oceánicas sobre la costa, por influencia de la contracorriente del Darién. Esta circunstancia determina que esta subregión sea la de menor fertilidad relativa en el mar Caribe colombiano. La productividad biológica se concentra en las desembocaduras de los ríos como el Sinú y otros de cauces menores (el río Atrato, es al parecer, demasiado diluido para fertilizar el mar). También en enclaves arrecifales coralinos como las islas de San Bernardo y del Rosario se concentra la producción biológica. Los litorales son arenosos; hay manglares y lagunas costeras en el Golfo de Morrosquillo.
• La Subregión V comprende las islas, cayos, bajos y el mar abierto que rodea al Archipiélago de San Andrés y Providencia. En medio del desierto marino, las plataformas someras constituidas por extensos y muy hermosos arrecifes coralinos encierran el producto de una milenaria acumulación de nutrientes y riqueza biológica, de extrema fragilidad.
• La subregión VI, que incluye las aguas de la zona económica exclusiva de Colombia en el Caribe corresponde a aguas abiertas (ecosistemas pelágicos) de baja productividad.

En este contexto regional, todos los tipos de ecosistemas marinos tropicales están representados con profusión: formaciones coralinas, playas de arena y roca, manglares, praderas de fanerógamas, fondos arenosos y fangosos, sistemas pelágicos estables y pulsantes que encierran una sorprendente biodiversidad y complejidad ecológica.
Mares colombianos: Pacífico

MARES COLOMBIANOS - PACIFICO
Las aguas de uso económico exclusivo de Colombia en el Océano Pacífico tienen una superficie aproximada de 339.500 Km. cuadrados, y son generadas a partir de una línea de costa de 1300 Km. y dos islas principales, Gorgona y Malpelo. Esta enorme extensión se ubica dentro de la Provincia Biogeográfica Marina del Pacífico Oriental Tropical, caracterizada por aguas cálidas tropicales de las corrientes ecuatoriales, pero con influencia de aguas frías y fértiles de surgencia y de las corrientes sur y nor ecuatoriales. Las aguas colombianas se limitan, en esta provincia, a la región (ecorregión) llamada del Golfo de Panamá (Panama Bight). Está caracterizada por aguas cálidas tropicales, pero al ubicarse en la periferia de dos importantes áreas de surgencia -las formadas por las Corrientes de Humboldt, al sur, y de California, al norte- tiene influencia de su fertilidad y es paso obligado de peces que migran entre ellas, lo que le da gran importancia pesquera.
La costa es muy húmeda. Se pueden distinguir tres subregiones:
• Subregión I, Pacífico Norte Colombiano, al norte de Buenaventura, con aguas costeras moderadamente fértiles, y litorales donde se alternan playas y manglares con acantilados rocosos formados por la entrada en el mar de estribaciones de la serranía del Baudó.
• Subregión II, Pacífico Sur Colombiano, con aguas costeras turbias y moderadamente fértiles y costas bajas, con estuarios, manglares y litorales areno fangosos. Incluye las islas de Gorgona y Gorgonilla, con formaciones coralinas.
• Subregión III, de aguas abiertas claras, de productividad moderada por influencia de surgencias; hay pesquerías importantes por el paso de migraciones atuneras. Incluye la isla de Malpelo, con formaciones coralinas.
Tomado de: Instituto de estudios ambientales UNAL


Ver Video: PlanetOcean [SP] - la película   

En relación con el texto y el vídeo cuales de los ecosistemas se encuentran en mas riesgo. seleccione uno y  Plante para el ecosistema seleccionado un mecanismo de solución para mitigar el riesgo en el que se encuentra el ecosistema. La solución debe ser planteada y sustentada desde su praxis profesional


Recuerde el blog estará disponible para comentarios hasta el día sábado 23 de septiembre a las 11:59 pm Así mismo de nuevo recuerdo cada estudiante deberá realizar dos entradas